:D

Los Jonas viven dentro de ti.

(en los comentarios, deja tu usuario de Twitter para agregarte y/o agradecerte personalmente tu comentario)

¿NO ESTAS EN EL GRUPO DE #ArenitaCrew EN FACEBOOK? ¿QUÉ ESPERAS?

Unete a la pagina en Facebook :D

viernes, 27 de diciembre de 2013

Every little thing she does is magic (Cap. 19)

Hola a todos mis lectores.

Disculpen que haya tardado tanto, pero la universidad y el trabajo me han consumido por completo y no me permite escribir como lo hacía antes. Pero este proyecto no pienso dejarlo a un lado. ¡Gracias por esta paciencia! Prometo ponerme a escribir más seguido y entregarles esta novela que sé que les gusta.

Ya seré Licenciada, debido a que me graduaré, así que… Rock&Roll

GRACIAS TRIPULACIÓN. TOD@S SOMOS #ARENITACREWJONAS


(NOTA: En caso de no poder publicar comentario, déjalo en el Grupo de Facebook http://www.facebook.com/groups/266839543342349/ o manda un Reply a mi Twitter @PibeJBArenas13)


El destino siempre nos vuelve a poner frente a aquellos que creíste que no tenía importancia recordar.

Here

(KATIE)

Yankee Stadium está a todo su esplendor. ¡Se ve hermoso lleno de fanáticos que vienen a apoyar tanto a los Mets como a nosotros Yankees!

No era algo raro que varios fanáticos se quisieran tomar fotos conmigo o con Aile. Nosotras éramos Torrealba’s Girls. Las hermanas de la estrella Yankee, mí adorado hermano Derek.
Katie's outfit



¡GANAMOS!
Un buen partido desarrollado por el equipo. Derek estaba orgulloso por lo que habia hecho. Creo que hoy había celebración en el JUDE.

Había llegado el momento de bajar a los vestidores y celebrar con ellos el triunfo. ¡Eso de ser la hermana del jugador estrella tiene sus ventajas.

            -Tengo la sensación de que alguien nos mira – me dice Aile algo preocupada.
            -¡Aile! Sabes perfectamente que muchos saben que somos las hermanas de Derek. – rodé los ojos.
            -Pero aun así Katia – insistía.
Mejor la tomé de la mano y la jalé hacia las escaleras. No quería que tuviera más paranoia. Pero ella tenía razón; podría sentir que alguien nos miraba. Pero no le tomé importancia. Al fin y al cabo ¿Quién podría estar excesivamente interesado en nosotras?

--

(NICK)

TORREALBA 13 era el nombre Kat tenía en su playera, y no era de esperarse ¡Tenia el número de su hermano! No lo creo, no lo creo. ¿Cómo es posible?

Veo que hay algo diferente en su espalda. ¿Qué es eso? ¿Un tattoo? No puedo distinguir que es… pero gracias a su camisa descubierta, puedo ver ese tatuaje que lleva en la parte superior izquierda de la espalda. Parecen unas aves ¿Golondrinas?

            -¡Dios mío! – no dejaba de decir Joe.
Compartía sus pensamientos. Tenía tantas ganas de acercarme a ella, de saludarla.
¡QUIERO BESARLA YA! Mi mente gritaba demasiado en ese momento más que el mismo estadio que celebraba el triunfo de los Yankees.

Aile's Outfit
Veo que Kat toma de la mano a su hermana y la lleva hacia las escaleras, subiendo hasta la planta alta ¿A dónde vas?

            -¡Se van a ir Nick! – dice Joe desesperado - ¡Tenemos que actuar!
Y ahí vamos detrás de ellas para evitar perderlas de vista.
Parecía que todas las personas que trabajaban en el estadio conocía a las chicas Torrealba. Saludaban a todos; y no me sorprendía del todo. ¡Son unas chicas muy adorables!

Llegaron a un punto donde había una escalera que daba a la planta baja, pero era zona restringida y estaba un guardia. Las chicas se acercaron y nosotros espetábamos desde lejos.

            -¡Hola Charlie!
            -¡Mis chicas favoritas! – Quita la cadena y las deja pasar - ¿Las veré hoy en JUDE?
¿JUDE?

            -¡Eso ni se pregunta! – Aile con una enorme sonrisa en el rostro. ¡Ni se te ocurra faltar!
Y desaparecieron bajando la escalera.
¿A dónde se fueron?

            -¿Qué es JUDE? – pregunta Joe. Pero sabe perfectamente que yo tampoco tengo ni una maldita idea.
Pero ahora las habíamos perdido de vista ¿Cómo las íbamos a encontrar de nuevo?

En ese momento, con el guardia llega otro hombre vestido igual.
            -¿Irás a JUDE?
            -¿Y perderme la celebración? Sabes que los Torrealba saben armar una buena fiesta.
            -A pesar de que tienen poco, JUDE se ha convertido en la mayor atracción de Greenwich Village.

Habíamos obtenido la respuesta de donde se encontraba. No sería difícil encontrarlo ahora que sabíamos que estaba en ese barrio tan famoso en New York.

El problema es que hoy teníamos comida con la familia, y no podríamos ir al evento que nadie se podría perder. Así que dejaríamos la cacería del lugar para otra ocasión. Después de todo, tuvimos una sorpresa inesperada y teníamos que saborearla. ¡Encontramos las Torrealba’s  girls!

----

Días después.

Los Yankees tuvieron una buena racha durante la semana y era noticia por toda la ciudad. Era obvio que había mucho movimiento en aquel bar que estuve buscando por internet.
JUDE era un bar en Greenwich Village que se había vuelto muy famoso en los últimos meses debido a su gran asistencia por los jugadores Yankees. Un lugar al que ni de broma tendría que faltar durante este fin de semana que viene.

Por el momento, Billy estaba muy insistente.

            -¿De verdad es necesario?

            -¡Tienes que ver quien será tu asesor durante el musical Nick! – pero en realidad, no tenía ganas de conocerlo. ¡Quería ir a JUDE! Podría tal vez sacar información sobre Katie.

Veía a Billy ilusionado. ¡Claro! Me había conseguido un buen papel debido a sus buenas fuentes de que buscaban a un buen cantante y bailarín. No digo que lo sea, pero puedo hacerlo bien.
            -¿Qué nombre es el que pega más fuerte para que sea mi asesor?
Revisa en sus papeles.
            -De hecho, es una chica. ¡De las mejores en Broadway!
Tomé atención.
            -¿Tienes su nombre? – estaba a punto de saltar del sillón en cuanto escuchara Katia Torrealba.
            -Es conocida como K Dancer.
            -¿K Dancer? – alzo la ceja.
            -Es la mejor coreógrafa de todo NYC. Pero no encuentro el expediente que me mandaron. ¡Te prometo traerlo lo más pronto posible! Creo que es Deborah McPeeh pero no sé a qué se debe que le digan K Dancer si ni tiene nada que ver con su apellido o nombre.
            -¡Oh!
            -Sí, es una excelente bailarina y coreógrafa. ¡Deborah McPeeh! – Un momento…
Tomo el papel de donde está leyendo. Veo la fotografía. ¡Es la misma Deborah McPeeh de hace un año en Smash! La sobrina de Velma, Velma McPheeh.
Tal vez era la señal que tanto necesitaba. Ella y Kat son íntimas. ¡Es de ley que se tengan que ver! ¡Era mi oportunidad de oro!
Como lo había dicho desde el principio, estaba listo para saltar del sillón. Y así fue, corrí por las llaves del coche.
            -¡Creo que tenemos que ir a ver a mi asesora! No hay que ser groseros.
            -¿A qué se debe el cambio? – Billy alza la ceja.
            -Porque presiento de que esto será algo de lo mejor que nos ha pasado en la vida. ¡Tengo que tomarme en serio esto de estar en Broadway!

Demasiado entusiasmo de tu parte, Jonas.

(JOE)

Después de tanto tiempo de pasar por Fashion Institute of Technology tantas veces en taxi, auto o a pie, me hacía sentir mal. Creí que volvería a ver a Aile paseando con su enorme cuaderno, telas o algo así. Pero nunca pasó.
Pero hoy, estoy frente a la escuela, con el fin de verla. ¡No me importa si me quedo parado aquí todo el día! Tiene que pasar por aquí.

Hay una cafetería frente a la escuela, así que estoy decidido a hacer “guardia”. Le pido a la camarera un Latte y una rebanada de pastel de fresas y vainilla.

Hay muchas chicas lindas, de eso no hay duda. Podría seducir a la que yo quisiera, pero estaba ocupado viendo hacia la puerta de la escuela, esperando ver su cabello negro y lacio que mientras estuvimos en Hawaii, se volvió en mi debilidad.

Tres chicos con atuendo peculiar llegan a la cafetería y se sientan delante de mí. Venían cargados con muchas bolsas donde seguramente cargaban todo su arsenal de diseños.
Parloteaban mucho, parecía que algo importante había pasado antes de salir de clase.
            -¡Es increíble que la hayan elegido! – uno de los chicos con voz afeminada.
            -¡Si de por sí ya Carolina Herrera la hizo su favorita! ¡Es una perra con suerte! – dijo otro chico.
Una mesera va a su encuentro.
            -¿Quién es una perra con suerte Tobby? – pregunta dándoles la carta.
            -¿Tu quien crees? ¡Obvio que nuestra Aile! – ¡Un momento!
            -¿De qué me perdí? – pregunta emocionada la mesera.
            -¡Alan! Cuenta la historia.
Un chico que miraba su menú mira a la chica y dice:
            -Los diseños de Aile serán llevados al Fashion Week de este año aquí en NY. ¿Lo puedes creer?
¿Qué? Fashion Week… el evento más cotizado del año. ¿Aile? ¡Necesito escuchar más!
            -Fue elegida después del concurso donde teníamos que mostrar nuestras mejores creaciones.
            -¿Y cómo no iba a ganar? Sus diseños son tan fashion. ¡Ella lo merecía!
            -¡De verdad que Aile tiene suerte! – la chica limpia la mesa debido a que hay un poco de azúcar sobre ella.
            -No es suerte. ¡Es el don!
            -¿Y a donde tenía que ir hoy? – toma el respaldo de una de las sillas y yo sigo escuchando intento.
            -¡Ha de estar en la biblioteca para el examen! – Agrega al llamado Tobby – El lunes tenemos el examen que estará de locura.

¡Era todo lo que necesitaba saber!
Saco dinero de la cartera, lo dejo sobre la mesa y salgo del lugar.

¡Es hora de enfrentar la verdad!

---

(NARRADOR)

Marquis Theare

Nick y Billy llegan a uno de los teatros más concurridos de Broadway.
Entran por la parte trasera del teatro y para rápido escuchan el sonido de la música que proviene del interior.


Utilería, hombres y mujeres por todos lados, vestidos con atuendos distintos pero raros.
Un ambiente típico de un teatro famoso.

(NICK)

No era extraño ver a todo mundo corriendo como loco por todos lados. Me era tan familiar, pero que no dejaba de prestar atención a todos lados. ¡Era bastante agradable estar así! Rodeado de personas que amaban el teatro más que yo.

            -¡Vamos! ¡Tenemos que conocer a la dueña de la compañía que nos está esperando! – decía sin dejar de mirar su iPhone.
Bueno, veo a Billy un poco nervioso. Supongo que la dueña de la compañía era bastante reconocida.

En ese momento:

            -¡Nick Jonas! – escucho una voz bastante conocida. Me vuelvo hacia donde proviene la mencionada, y veo que no me equivocaba.
            -¡Debby! – digo fingiendo gusto. ¡Era la bella pero insoportable, Deborah McPeeh!

(DEBORAH)

Voy saliendo de la ducha y me dicen que conoceré al nuevo alumno para la puesta en escena de Disney en la que claro está, me eligieron para ser parte de ella.
Pero, ¡Oh sorpresa! Me doy cuenta de que ese alumno será nada más y nada menos que Nick Jonas.
¡Esto si será interesante! Tal vez me toque impartirle las clases de baile, y después de las ellas, haya algo mucho más. ¡Sería tan sexy que Nick Jonas pasara por mi cama! Es tan guapo, todo un caballero y talentoso.

Cuando veo su perfecto trasero, me dieron tantas ganas de pasar mi mano por él ¡Tranquila Deborah! ¡Ya habrá tiempo!

            -¡Te ves muy bien, Debby! – me dice con esa voz tan linda que tiene. ¡Claro que me veo bien! Me arreglé para ti, tontito.
            -¡Muchas gracias! – utilizo mi tono de timidez, pero en realidad, no hay ni una pizca, pero sé perfectamente que a los hombres les encanta.

Comenzamos a platicar un rato ya que su agente estaba ocupado con su teléfono. ¡Mejor para mí! así voy ganando puntos, charlando con el chico que ahora carecía de rizos. ¡Tan varonil!

            -¡Perdón la interrupción! – escucho la voz del asistente.
            -¿Qué pasa? – pregunta Nick educadamente.
            -¡Parece ser que me equivoqué de persona!

¿A qué se refería?

---

(NICK)

¿Qué se equivocó de persona? ¿A qué rayos se refería?
Pero ya no tengo oportunidad de preguntar, ya que varios gritos de alegría y sonido de instrumentos que provienen del mismo escenario nos interrumpen.

            -¿Listos? - ¡Esa voz yo la conozco! Es la voz de un chico. Me vienen recuerdos a la mente… Hawaii

Varios músicos me tapan la vista del escenario, así que no me queda de otra que bajar las escaleras hasta donde están los asientos.

A REPRODUCIR CHICAS Y VAYAN LEYENDO ENTRE LINEAS PORQUE HAY NARRACIÓN ENTRE ELLAS.

Una música muy fuera de tiempo pero que se oye genial, comienza y es como si me trasladara a otra época.

 (Love is Like A) Heatwave
Phil Collins

Parece sacado de una pelicula vieja. Todos bailando al compás de la canción.
Hay una chica bailando de espaldas, conjunto a  tres chicas de raza negra que se mueven con la música.

Y en ese momento, es cuando veo…
¡OH POR DIOS!

Whenever I'm with him
Something inside
Starts to burnin'
And I'm filled with desire

Could it be the devil in me
Or is this the way love's supposed to be

Just like a heatwave
Burning in my heart
Can't keep from cryin'
It's tearing me apart

-¿Que hace ella aquí? – escucho detrás de mí. Parece que a Debby no le parece la presencia de la hermosa chica que tengo ante mis ojos.

Whenever he calls my name
So slow, sweet and plain
I feel, well I feel that burning flame

Has my blood pressure got a hold on me
Or is this the way love's supposed to be

Just like a heatwave
Burning in my heart
Can't keep from cryin'
It's tearing me apart

¡Es ella! ¡Es Katie! Baila conjunto a… ¡Por Dios! Michael Wallace también está aquí. Los dos bailan de manera sincronizada al ritmo del sax que los acompaña.
¿Qué hace ella aquí? ¿Que no se supone que Broadway es demasiado grande? Pero ahí está ella, cantando y bailando mientras todo el mundo la observamos, acompañando al ritmo con las palmas de las manos.

Sometimes I stare in space
Tears all over my face
I can't explain it, don't understand it
I 'ain't never felt like this before

But that doesn't mean it has me amazed
I don't know what to do, my head's in a haze

Just like a heatwave
Yeah, yeah….

Don't pass up this chance
This time it's a true romance

Heatwave
Yeah, yeah, yeah…

Ooohhhh
Heatwave

Todo el mundo aplaude, excepto yo. Todo el mundo grita, excepto yo.

            -¡Muy bien, Kat! – escucho otra voz detrás de mí. Me vuelvo y veo a la mujer pelirroja, hermosa y sonriente.
            -¡Hola Velma! – dice Billy, muy quitado de la pena.
            -¡Veo que ya me trajiste al nuevo alumno! – sonríe con picardía. ¿Ella sabía algo de esto?

De un momento a otro, Katie desaparece de mi vista. Todo el mundo la rodea, y se la llevan detrás del escenario, mientras yo me quedo aquí, viendo sin podérmelo creer.
            -¡Mucho tiempo sin verte, Nicholas! – me dice con alegría. ¡Era cierto! Teníamos mucho tiempo sin vernos. Y me daba gusto verla, pero estaba anonadado por la sorpresa.
            -¡Es un todo un placer volverte a ver! – le dije de corazón, pero mi pensamiento estaba en otro lado. Estaba en aquella chica que pude ver hace unos instantes.

La obra se llevaría a cabo aquí, en el The Marquis. Y me voy enterando de que Velma maneja el teatro. Entonces, esto quiere decir que esta es la segunda casa de Kat. Estaré en el mismo lugar que…

            -¡Llegó la reina del teatro! – Escucho detrás de mí – K Dancer viene a poner las cosas en su lugar.
Todo el mundo se entusiasma. Gritos por doquiera que casi me vuelven loco, porque taladran mis oídos de manera impresionante. Y no es porque sea mucho ruido, solo que me es imposible creerlo.

Entonces, todo tiene sentido.
            -Oye Velma ¿Quién es K Dancer?
Una sonrisa maquiavélica aparece en su rostro.
            -¡K Dancer! – grita. Todo el mundo se aparta y muestra a la chica del centro. - ¿Podrías venir?

            -¿Qué pasa? – pregunta la chica.
            -¡Llegó tu nuevo alumno!

La chica de en medio da pasos adelante, y de repente los dos nos miramos fijamente. ¡Es ella! La chica que todo el mundo de Broadway habla.

K Dancer y Katia Torrealba son la misma persona. ¡ME QUIERO MORIR!

(KATIE)
Escucho mi apodo, no me es raro escucharlo. Pero la voz de Velma sobresale ante los chicos que me reciben de manera calurosa después de unas semanas de no venir a ensayar.
Miro al chico que está a lado de ella…
¡NO! esto es imposible. ¡Sabía que lo volvería a ver! Pero no de esta manera ¿Qué diablos hacia Nick Jonas en mi teatro?

Veo que Deborah está a su lado. ¡Claro! ¿Cómo podría perder la oportunidad de hablarle?

            -¿Alumno? – pregunto.
            -Sí, él será parte de Happily Ever Disney
¿QUÉ?

No sé qué hacer. Me quiere dar un infarto. ¿Cómo que Disney mandó a Nick Jonas? ¿Pero qué diablos les sucedía? ¿Qué no se supone que ya no trabajaba para ellos?

Tengo que caminar hacia ellos. No puedo quedarme aquí parada como estúpida. Mis piernas por fin responden. Y procuro caminar serena y segura de mí.
Quedamos frente a frente. Puedo ver que está nervioso y yo procuro esconder mi semblante. ¡Me quiero volver loca!
            -¡Hola Kat! – me dice con voz dulce.
            -¡Hola Nick!

            -¿Ya se conocían? – la exasperante voz de Deborah interrumpe.
            -¡Ya tengo el gusto de conocer a K Dancer! – Dice con media sonrisa – Tenemos años sin vernos. – dice sin dar mayor explicación.
            -¡Es genial! – un hombre de baja estatura alza la voz, e inmediatamente se presenta. Se llama Billy y es agente de Nick ¡Genial! Tengo tantas ganas de decirle ¿Por qué diablos lo convenciste para que fuera parte de esto?

(NICK)

La famosa K Dancer resulta que es Katia Torrealba. La mujer que por poco me mata de amor después de irse dejándome el corazón roto.
No sé si gritar, no sé si llorar, o simplemente abrazarla.

            -¿Cómo has estado? – pregunta con esa sonrisa que me enamoró.
            -Muy bien ¿Y tú? – contesto tratando se sonar normal. ¡Claro que no estuve bien después de que me dejaste!
            -¡Muy bien, gracias!

Estoy a punto de preguntar otra cosa. Pero…

            ¡Katie! – una voz masculina resuena por todo el teatro sobre todas aquellas que estaban presentes. Un silencio envuelve el lugar, y eso me hace voltear hacia atrás.
            -¡Dios mío! ¡Volviste! – gritó ella. Pude ver como corrió a toda prisa y fue a dar a los brazos de un tipo que venía en una camisa sin mangas. La alzó del suelo, haciendo que ella doblara los pies hacia atrás y dieran vueltas.
Todo el mundo soltó los aplausos al ver esa tierna escena.

Velma soltó un tosido. ¡Creo que eso no se lo esperaba! Y mucho menos yo. Veo quien es. Pero lo noto más cuando los labios de él se unen a los de ella, besándose de manera tierna y con toda la pureza del mundo.

            -¡Creo que Kenny volvió de Boston! – el tono de desdén de Deborah me daba las malas noticias. ¡Era Kenny Wormald que venía a reclamar lo que le pertenecía!
Los besos de Katie Torrealba.

Y yo, muriéndome por dentro. ¡Otra vez!

----

(JOE)


Aquí estoy, dentro de una escuela de moda rodeado de mujeres hermosas, pero yo voy en búsqueda de una. De la más especial de todas.

Pregunto y como puedo, llego a la biblioteca. Mucho silencio, demasiado que me desespera, pero es necesario soportarlo para poderla encontrar.
Veo a muchas chicas y chicos concentrados en sus libros de diseño y bosquejos inmensos.
Mucha concentración que llevaba al mencionado silencio desesperante.

Camino por aquel lugar, sintiéndome un verdadero loco. Hasta que por fin…

            -¿Segura que es todo Aile? – escucho la voz de un chico, con un tono algo afeminado.
Al parecer está detrás de un estante de libros. Me fijo, y entre los libros, la veo.
Su cabello largo, esta vez está amarrado en una coleta alta. Maquillaje natural pero sofisticado, y parece que trae un saco en color negro y blusa blanca. ¡Se ve perfecta!

            -¡De verdad Lou! – le dice de manera paciente – ¡Ya lo verás! Pasaremos este examen con los ojos cerrados.
            -¡Ojala! Si así pasa, dejo a mi novio por ti – le dice en tono de broma, pero a mí no me parece gracioso. Ella solo se ríe.
            -¡Eres un idiota! Y hablando de novio… ¿Cómo te va con Kev?
            -¡Mejor que nunca, gracias a ti! Ahora estoy en deuda, y debo conseguirte uno.
            -¡No lo necesito! Soy muy feliz así sola y saliendo con quien yo quiera – eso si me sorprendió.
            -Eso dices ahora que no tienes novio, pero cuando lo tengas…
            -¡Ya luego hablaremos de eso! – Lo evita por completo - ¡Ve o Kev se enojará porque te tardaste!
Se dan un beso de despedida y él se va con los libros en mano, mientras ella toma otro libro y se dirige hacia el extremo del pasillo. La sigo, procurando que no me vea, ahí están sus cosas, y comienza a recogerlas poco a poco, acomodándolas en su bolsa y lo que no cabe, lo lleva a sus manos.

Un pantalón negro y botas con estoperoles. Totalmente una fashion girl.

            -¡Nos vemos Aile! – le dicen unas chicas que están en la mesa a lado de ella. Ella se despide con una sonrisa y deja su lugar. Rápidamente busco la forma de seguirla sin que me vea.

Camina a paso seguro con su libro y cuaderno de dibujo en mano. ¡Es tan hermosa!
Me siento un idiota siguiéndola porque no sé cómo detenerla, tomarla entre mis brazos y besarla. ¡Tengo tantas ganas de hacerlo!

Salimos de la escuela, yo sigo siguiéndola a unos cuantos metros. Sé que ella no se percata de eso, ya que está atenta a lo que tiene frente a ella.
Varias chicas la mira, puedo percatarme de eso. La miran con bastante coraje y envidia. Creo que hasta yo lo haría ya que luce perfecta

Creo que no parará de caminar. Lo hacemos por 10 minutos. Doblamos una esquina sé que llegamos a Greenwich Village.
La gente comienza a saludarla mucho más. ¡Ella vive cerca de aquí! Por fin sabré donde vive, y ahora no tendrá escapatoria. Pero en ese momento, siento que algo me da en la cabeza… algo bastante duró da en mi cráneo y pierdo el sentido de la realidad.

---

(NICK)

En cuanto Kenny me vio, me saludó como si fuéramos camaradas de toda la vida. No sé cómo le hice para evitar romperle la cara. ¡Pero él no tiene la culpa de nada! Puedo ver que ama a Katie con locura y que busca maneras de demostrárselo.
Había vuelto de un viaje de Boston, eso quedaba claro.

Deborah nos dejó ya que era hora de hablar sobre los ensayos. Entramos a la oficina de Velma, mientras Kenny se quedaba afuera en el escenario, bailando un poco conjunto a la compañía.

Cuando llegamos a un acuerdo.
            -¡Entonces así será! – Kat ya tenía un calendario organizado para que los ensayos se llevaran a cabo en el GYM del teatro durante 3 días por semana.  
Toma mi teléfono y anota algo.

            -¡Te veré el lunes a primera hora! – dice con una sonrisa en su rostro. Comienza a tomar sus cosas.
Velma pregunta rápidamente.
            -¿A dónde vas?
            -¡Tengo compras que hacer! – y dirigiéndose a nosotros - ¡Los veo luego, caballeros!

Y sale de la oficina sin decir nada más.
            -¡Es muy linda, Velms! – escucho que Billy elogia a Kat.   
            -¡Te lo dije!
            -Disculpen ¿Dónde está el baño? – pregunto para tener una excusa y salir. Cuando me lo dice, salgo rápidamente.

Comienzo a buscarla y no me es difícil en encontrarla.
Está en el escenario abrazada de Kenny, platicando con Mickey; los tres ya con mochilas en mano. Me escondo entre la utilería para poder escuchar la conversación.

            -¿Dónde dejaste el equipaje? – pregunta Mickey.
            -Obviamente antes de venir para acá, me fui al departamento a dejarlo. ¡No quería venir todo cargado a ver a mi chica!
            -¡Espero que no hayas ensuciado la alfombra, Kenneth! – le dice tomándolo por la barbilla, mientras este la besa.
            -No quiero dormir encima de ella esta noche, mi amor. ¡Extraño abrazarte mientras dormimos!

¿QUÉ?          

            -¡Ya basta! – Mickey reclama – Ustedes bien juntitos que duermen, y yo forever alone.
            -¡No me digas que rompiste con tu novio! – pregunta el chico de Boston.
            -¡No seas impertinente! – regaña Kat.
            -No te preocupes, te contaré todo ya cuando tengamos una botella de vino tinto de por medio.
            -Vamos nuestro apartamento. Traje unas cuantas para poderlas beber de una buena vez.
            -¡Excelente!

¿Nuestro apartamento? ¿Abrazados mientras duermen? ¿ACASO VIVEN JUNTOS?
Veo como Kenny abraza a Kat por el hombro, mientras ella lleva su brazo alrededor de la cintura de su… agg… ¡NOVIO!

¡Eso debe de ser una broma!
¿Cómo que están viviendo juntos? ¡No! Es imposible. ¡Ahora estoy muy furioso!

---

(JOE)

            -Pero ¿Cómo pudiste hacerle esto?
            -¡Creí que era otra persona! Tenía siguiéndome desde la escuela. – esas voces me son tan familiares.
            -¡Eres una salvaje! – la voz de un chico que apenas le esta cambiando la voz se vuelve el detonante para querer abrir los ojos. ¿Estoy soñando?
Tremendo dolor de cabeza que tengo, pero unas manos suaves tocan mi frente, para después sentir una toalla en el mismo lugar. Abro los ojos poco a poco y veo que un rostro femenino está a unos cuantos centímetros del mío. El rostro que tanto anhele ver de cerca.

            -¡Está despertando!  - ahora noto que el rostro de ese pequeño que vi en Hawaii años atrás, aparece en mi campo visual. ¡El pequeño gigante, Taylor Jude!

            -¡Hola! - digo extasiado por la vista. Puedo ver ese rubor en sus mejillas. ¡Maldita sea! ¡No tenía idea de cuanto lo había extrañado!

-¿Cómo te sientes? - pregunta preocupada.
-Ahora mismo, me siento mejor.

Más rubor en sus mejillas.

            -¡Gracias a Dios! - una voz conocida en mis oídos. 
Es tía Eli, más guapa que nunca. Me tanto gusto ver esas facciones latinas ya labradas por los años.

            -Espero que no pienses en levantar cargos. Esta niña esta vez no se midió.
            - ¿Qué pasó?
            -¿No recuerdas nada? - dice Aile con tono aliviado pero con cautela.
            - Aile decidió noquearte creyendo que eras algún "tipo malo". – T.J. mira molesto a su hermana.

Me llevo la mano a la cabeza. Tengo un enorme chichón en la parte izquierda de la cráneo. ¿Pero qué diablos?
Me quejo de dolor al instante.

            - ¡No te toques! - el tono de Aile está de que realmente preocupada por mí.

Noto que Tía Eli se lleva a T.J. y nos deja solos. Creo q comprende en la situación en la que terminamos parados. Ella lo nota, y veo que el nervosismo corre por su rostro de manera que pretende esconder.

            -¡Iré a traer más hielo! – busca la manera de alejarse. Se levanta, pero rápidamente la tomo de la mano.
            -¡No! – Ella me mira directamente a los ojos – ¡Quédate!
Mi voz por poco se quiebra.

(NICK)

Llego a mi apartamento, me quito los zapatos, voy por Elvis que está esperándome en la terraza y me siento en uno de los camastros.
Tengo que pensar muchas cosas en este momento, digerirlas y sobre todo pensar que voy a hacer.

Tendré a Katie de maestra y según el calendario que me dio, no estaremos viendo casi toda la semana de 6:30 a 8:30 p.m.
¿Y después de ahí, qué?
Kenny vendrá, la abrazará y se la llevará alejándola de mí para llevarla a su casa y tener sexo desenfrenado mientras yo sangro en el piso de aquella dichosa escuela de baile.

De tan solo pensar en eso, me enerva y quiero morirme.
Veo el costal de box que está colgado cerca de mí. Instintivamente voy hacía él y lo miro con atención.

Los recuerdos inundan mi mente…

            -¡Bienvenida a casa! – ella entrando al hotel en botas vaqueras y short de mezclilla con su impecable sonrisa…

Le doy un golpe al costal.

Aquella playa de Maui donde Aile y ella surfeaban y donde nos presentaron 
            -¡MADRE SANTISIMA!
            -Chicos, ella es mi hermana Katie. Kat, ellos son Nick y Joe Jonas.
-¡No puedo creerlo! ¡Me da mucho conocerlos en verdad! – ella me miró y extendió su mano, mientras yo bobamente correspondí el gesto.
            -¡El placer es todo nuestro! – escupí y pude notar los hoyuelos de sus mejillas…

Le doy dos golpes más.

Aquella vez que T.J. nos llevó al salón de piano y ella estaba tocando para todos los trabajadores que estaban ahí…

Oh, you know it'll all turn out
And you'll make me work so we can work to work it out
And i promise you kid to give so much more than i get
Yeah, i just haven't met you yet
Doy más golpes

La playa de sus padres…
-¿Katie?
-¡Hola Nick! ¿Qué haces por aquí?
-Pues caminando, pensado un montón de cosas ¿Y tú que haces  por aquí?
-Estamos en la misma situación Mr. Jonas. También estaba pensado en muchas cosas, en especial por que este lugar es mágico. Además de tener las mejores olas de Maui.
-¿Mágico? ¿Por qué lo dices?
-Fíjate en la corteza en la que estas recargado.
Las iniciales de sus padres.

Cuando cantó Every litte thing she does is magic en aquel recital.

Caminar a lado de ella en la playa. Meternos a nadar, poder sentir su piel, sus manos en mis brazos y por fin sentir sus labios en los míos.
Sentirme el amo del universo.
Y de repente, que ella me deje por no querer lastimar a otra persona.

Y cuando me doy cuenta, el saco está en el suelo y mi mano hinchada, a punto de sangrar.

(DEBORAH)

Y nuevamente, Katia Torrealba interfiere mis planes.
La cara de Nick el día de hoy, definitivamente no era de alegría. ¡Claro que se conocían! Eso era obvio, pero cuando Kenny entro a escena, pude ver el coraje contenido en sus ojos.
Esto no está bien. ¿Acaso esa perra ya se acostó con él?
Podría jurarlo, pero no creo.
Kat no tiene la sangre para esconder semejante cosa. La vi bastante tranquila, pero había algo que no me gustaba en su mirada. Es como si quisiera decirle algo

Tenía que averiguarlo, tal vez esto podría decirme algo que nadie sepa. ¡Un secreto! ¡Adoro los secretos! Y más si estos me pueden dar algún beneficio.

Terminar con Katie, siempre ha sido mi mayor anhelo.
Tengo lidiando con ella desde que somos unas adolescentes.

FLASHBACK

Verano 2006

Había aceptado quedarme con la tía Velma durante el verano, mientras mis padres se iban de crucero por el Caribe.
Las clases de canto y baile que recibía todos los días me había dado la confianza absoluta para poder estar en los montajes que próximamente se llevaría a cabo en el The Marquis Thearer.
Varios productores ya tenían los ojos puestos en mí para poder tener papeles importantes en las puestas en escena. Ser la sobrina de Velma McPeeh me daba muchos privilegios en el medio. Me encantaba ser el centro de atención. Ni de broma que quería volver a New Jersey cuando regresaran mis papás. Les diría que me cambiaran de escuela para poder estar donde merezco estar.

El verano pasaba y yo estaba haciendo mi audición para quedarme como parte de backgroud de Mamma Mia. Era el último lugar que quedaba para poder participar en la obra.
Tuve unos movimientos impecables… Definitivamente nací para esto.

De repente…
            -¡Tenemos otra chica que quiere hace audición! – escucho la  voz de mi tía detrás de mí.
Ahí estaba a lado de una niña desconocida para mí. De mi edad, tez morena y facciones latinas. Me parecía bastante fea, alguien fuera de lo común traído de no sé dónde.

La chica se acerca y se pone frente a los productores. Yo me hago a un lado, pero yo sabía que no había necesidad de que hiciera audición. Yo me había quedado con el puesto, el último puesto.

            -¿Cuál es tu nombre? – pregunta la mujer de cabello corto, sentada con una tablilla de notas en sus manos.
            -Mi nombre es Katie. – dijo en tono vacilante y tímido.
            -¿Katie, qué?
Parece que la niñita traga saliva, está nerviosa. ¡Mucha suerte, perdedora!
            -Katie Torrealba. – dice. Todos se quedan boquiabiertos al momento de que dice su nombre. ¿Qué? ¿Por qué?
Volteo a todos lados. ¡Todos estar murmurando! ¿Por qué murmuran? No lo hicieron cuando yo dije mi nombre o hice mi rutina.

            -Muy bien, Katie. ¿A qué viniste?
            -Vine a una audición para quedarme en Mamma Mia – su tono no me resultó amenazante o algo así.
            -Bien, entonces. ¡Enséñanos lo que sabes hacer!

----

Resulta que la tipa supuestamente bailó mejor que yo. Me ganó el lugar en Mamma Mia  y yo quedé como suplente. ¡Estaba que sulfuraba de coraje!
Rápidamente fui a reclamarle a mi tía por semejante atrocidad.

            -¡No tiene nada de malo que Kat haya adicionado! – decía con esa calma que desesperaba.
            -¡No, claro que no! solo que yo quedé fuera de la obra.
            -¡No estas fuera! Estas como sustituto.
            -¡Sí! Pero no soy prioridad. ¡Bailé mucho mejor que ella!
            -A los jueces les gustaste…
            -Sí, pero más esta perra.
En ese momento.
            -¡Deberías no decir esas palabras cuando la puerta está abierta! – entró uno de los asesores de mi tía.
Interrumpió la charla con estupideces… y tuve que irme de ahí.

Estaba que bufaba de coraje, y sin pensarlo, fui a buscarla.

Ahí estaba, sentada mirando los ensayos de la otra obra. ¡Claro que tenía que decirle unas cuantas cosas a la cara!

            -¡Ahí estas, ladrona! – le dije.
            -¡Perdón! – exclamó con su cara de mosca muerta.
            -Bueno, perra ladrona, para que quede más acorde.
            -No he robado nada en mi vida, así que te sugiero que no me digas de esa manera.
            -¿Y cómo quieres que te diga si me quitaste mi papel?
            -¡Espera un segundo! No te lo habían dado cuando llegué. Por lo tanto, no tienes el derecho de decirme que te “lo robé”.
Me colmó la paciencia.         
            -¿Sabes con quien estás hablando? Soy la sobrina de Velma McPeeh.
            -¿Y eso qué? Yo no ando presumiendo de quien soy sobrina o hija. El secreto es poder salir gracias a lo que sabes hacer.

FIN DEL FLASHBACK

¿Cómo era posible que Rosalinda Sanchez tuviera influencia que Velma McPhee? Gracias a que ella era hija de una bailarina reconocida y maestra en Juilliard, se había quedado con el papel. A mí jamás me ha convencido de que solo importa lo que sabes. ¡Claro que no! El chiste es tener influencias poderosas, saberlas aprovechar y pasar por encima de quien se ponga enfrente.
¡Estoy harta de esta mosca muerta! Pero esta vez sería la última que pasaba sobre mí.
Ahora me tocará darle lo que merece. Happily Ever Disney es mío y de nadie más.

 (AILE)

Se quedó dormido en la habitación para huéspedes. El golpe que me había dado con el puño resultó que lo desvarió bastante.
No puedo creer que me haya encontrado. Ok, jamás fue secreto donde estudiaba, pero no creí que fuera capaz de volverme a buscar después de lo que pasó entre nosotros.

Llegó Derek a casa y le conté lo sucedido.

            -¡Tienes buen brazo, Aile! – dijo en tono burlón mientras tomaba con un cuchillo la mantequilla de maní y la untaba en su pan integral.
            -¡No seas pesado! Creí que era alguno de tus fans queriéndome secuestrar.
            -Pues gracias a Dios que no fue eso. A lo que veo, Jonas quiere volver a tener contacto contigo, pero creo que tú exageraste el contacto. – se reía a diestra y siniestra en mi cara. Le di un golpe en el hombro, pero tuve que fingir que no me dolió. ¡El bastardo tenía un brazo inquisidor!

            -¡Mira Aile! Por algo está aquí, por algo te buscó. – ya era el tono de “Consejos de hermano mayor”. – Deberías darle una oportunidad…
            -¿Para qué? - interrumpí – Él no ha dicho que quiera arreglar las cosas. Solo me siguió…
            -¡Porque quiere arreglar las cosas! – ahora el me interrumpe. Pongo los ojos en blanco. - ¡escucha! Es cosa de hombres. No sabe cómo acercarte a ti de nuevo o pedirte de perdón. ¡No lo sé! pero lo que sí sé, es que debes tenerle paciencia.
            -¿Paciencia? ¿Paciencia para qué? No quiero volver… - lo pensé un poco – ¡No quiero tener nada que ver con él!
            -¿Qué tan segura estas de lo que estás diciendo, Alexandra?

            -¡Claro que sí! – No sé cómo digo esto – Además, recuerda que en este momento, no estoy sola.
            -¡No me hables del cara de vómito!
            -No tiene cara de vomito. – respingo, pero tomo su pan con mantequilla de maní y me lo llevo debido a su grosería – ¡Buenas noches!

Subo a mi habitación y cierro la puerta.
Ver a Joe después de tanto tiempo, me ha hecho sentir extraña. ¿Cómo es posible de que después de los años que han pasado aun me haga que me tiemblen las piernas?

En ese momento, mi teléfono comienza a sonar.
Calling Sam
            -¡Hola!
            -¿Qué tal, hermosa chica? – y sonrío.

(KATIE)

Kenny no me dejó pensar en lo que pasó hoy. Estuve ocupada concentrada solo en él. Pero no fue hasta ya casi media noche y él ya estaba profundamente dormido.

Mickey había tenido el cuidado de no hablar del tema, pero sabía que algún inbox de Facebook estaría a la espera.

Fui a la sala conjunto a mi iPad y entré a mi red social.

Mickey: "¿PERO QUÉ DIABLOS FUE ESO? QUÉ HACE NICK JONAS AQUI?
Lo pone con letras mayúsculas, mostrando su preocupación por mí. Estaba conectado a la espera de una respuesta.
No quería mostrar preocupación, pero sabía que sería todo un reto no hacerlo.

Kat: No entiendo porque te alarmas tanto. Sabes perfectamente de que teniendo a Nick en la obra, habrá más gente que vendrá a vernos

Claro, una respuesta fría y calculadora de mi parte.

Mickey: ¿No me digas que no sentiste algo al verlo ahí?

¿Qué si sentí algo? Sentí una tremenda revolución en mi pecho. Teniendo todas las ganas de correr a sus brazos, besarlo y no soltarlo. Pero yo estoy enamorada de Kenny y él de mí. 

Kat: Mucha alegría de verlo. Ya hacía años que solo sabíamos de él por las revistas y programas de tv.

Excelente respuesta de mi parte.

Mickey: ¿Hablas en serio? ¿No te dieron ganas de salir corriendo a sus brazos?
Kat: ¿Por qué tendría ganas de hacerlo?
– Mentí – Creo que viste que al que corrí a recibir fue a mi novio en cuanto llegó al teatro. ¿No es así?

Tardó un poco para contestar.

Mickey: Pues esas son buenas noticias, mi pequeña Kat. Eso significa que estas más segura del amor que le tienes a Kenny.
Eso fue un feo y duro golpe bajo.

Kat: Tengo que dormir. Mañana será un día largo de ensayo en Hairspray.

Después de despedirme de mi mejor amigo,  me fui a la habitación para poder conciliar el sueño. La luz exterior le daba directamente a la espalda desnuda de Kenny. ¡Mi Kenny! El hombre que me adora, me consiente y que ha vivido tantas cosas conmigo. Ese hombre de 29 años que me ha hecho sentir plena.

Procuro acostarme sin hacer tanto movimiento. El me da la espalda, pero de repente, cuando estaba ya acomodada, invade mi espacio, tomándome en brazos.

            - Creí que estabas dormido. - susurré. 
            -Lo estaba, pero debido a tu falta por más de 10 minutos en la cama, te extrañe. -y comienza a besarme de manera alucinante. Solo como él sabe hacerlo. El juicio se vuelve mierda y me pongo a horcadas en su regazo sin dejar de besarlo.

-¡Esto es lo que más extrañe! - me dice sin dejarme de besar.
-¿El sexo? - alcé la ceja.
-No, sentirme amado en cuerpo y alma.

¡Oh por Dios! No sé qué decir, simplemente lo vuelvo a besar y sintiendo su fuerte espalda en mis manos. 
Mi hombre me ama. 

---

Aquí viene lo bueno... ¿Qué pasará después de este inesperado pero ya escrito encuentro?
Las cosas y las reglas de juego, cambian

NO TE PUEDES PERDER EL PRÓXIMO CAPITULO #EveryLittleThingSheDoesisMagic

3 comentarios:

  1. Hola ♥ mi blog es nuevo y con el inicié una novela, realmente me gustaría que pasaras a leerla y dejarás tu opinión y también porque no? Déjame el link del primer capitulo de tu novela y con gusto la leeré igual.
    Me despido, un gusto, gracias♥.

    ResponderEliminar
  2. Sube más capi :( amo tu nove

    ResponderEliminar
  3. Hola mmm pues fan de tu novela me lei todos los capitulos y me kede estancada aki en este no ae si es el ultimo k subiste pro me gustaria seguir leyendo me podrias ayudar es super interesante la amo es preciosa tu novela

    ResponderEliminar

No olvides comentar.... DE ESO VIVO :D

Total de Visitas

free counters